lunes, 29 de agosto de 2016

RESIDUOS




Los monstruos de mi mente se transforman
en seres que deambulan por la casa
[Intrépidos fantasmas de mi sombra
que mecen los hileras del recuerdo]
Acaban por romper la semejanza
del humo que levantan los inviernos
al vaho que dibuja en la ventana
la triste exhalación de mi silencio
Los veo juguetear por el alero
cansados de la misma circunstancia
que tienen por costumbre las quimeras
entonces se reclutan por rincones
y tienden a asumir que en el pretérito
se hunde la maraña de los sueños


Marina Centeno




BIOPSIA

Fotografía propiedad de Marina Centeno 



Tuve días de inquieta incertidumbre
cadavéricos huecos de tristeza
al mover el tapiz de la costumbre
en la casa de manchas y certeza

Hice cantos de miedo y de semblanza
al traer a mi puerta la moneda
con su cara cubierta de venganza
obstruyendo la fuente de la seda

Nada tengo -con nada contamino -
aunque a fuerza me vuelco en el paisaje
como un ave que viaja entre el humo

Y así fuera por este repentino
proceder de mi lento aprendizaje
que me hiere y a gotas lo consumo


Marina Centeno

OCLUSIÓN

Fotografía propiedad de Marina Centeno 



En la cuesta empinada de los glúteos
la salida entre faros de erección
es un monte abrupto de misterio
donde cede la tela con soltura
de dos lágrimas cautas de dolor

Más abajo el cielo se hace turbio
descubriendo el camino en cicatriz
con serpientes que surcan y entrelazan
las heridas antiguas de la piel
aterida de sendos nubarrones
y una vulva que espía la urticaria
para darse de lleno en la vejez

Llevo noches de entera vigilancia
en el punto que abruptan los anillos
de la luna que mengua en el ombligo
porque surgen libélulas al centro
cuando cae el crepúsculo en la tregua
que se cierne a mi pelo de homicida
al matar el tedio de mis canas
cuando busco escondrijo en el espejo
y le tiñó la edad al impostor

¡Cómo cruje la espina de doncella
en la médula actual de la pasión
porque tengo a dos partes la escalera
cuando busco lugar para el ayer!

¡Cómo frunce el labio la sonrisa
entre bocas de pura ingratitud
que se abre a la lengua en el cemento
que se encarna a los dientes sin marfil!

Ahora tengo el camino solitaria
al vacío y el vértigo del mar
cuando escarvan mis dedos la añoranza
entre espasmos y rienda pulcritud
porque soy el reflejo de lo impuro
en las ondas vaivén donde se instalan
las agujas del cáncer nauseabundo
supurando el pezón como lactancia
de la muerte que espera entre la bruma
de este tiempo de pactos y rencor

A destiempo se atoran los instintos
de la perra que habita en la matriz
luego el tiempo se cobra la osadía
y te ofrece el rasguño desazón
con antorchas de miedo en cada gruta
cuando llega la turba de la noche
a instalar su pliélago en la esquina
de mi cuerpo repleto de ansiedad

Marina Centeno

sábado, 27 de agosto de 2016

SEGUIMOS PADECIENDO LA INTEMPERIE




El cuchitril del viento entre los arcos tratando de establecer la tempestad para que no sea la barrera que imponga la aventura de las cuerdas

Así vamos cruzando el terreno con la sensación de ser inverosímil para establecer afuera del contacto una gama de vidrios y estatuas que se deterioran con polvo y lucidez

Dijiste que el mar es enemigo al querer abarcar el espejismo y sólo tener alas para el poder [Ese borde que surca la basura y se expande en la orilla como un mapa para hacer de nosotros solo sombras que llevan en la mano un manojo de tiempo en el ayer]

Marina Centeno

PARA HACERME A LA MAR BUSQUÉ TU CUERPO




Tu flota de hierro y de evasivas
ardiendo en el verano de mis olas
zurcando la ocasión de las tormentas
mecidos por la bruma de la noche
dos naúfragos que buscan en la sabana
el muelle que detenga los océanos
de ímpetu con fuertes vendavales

Marina Centeno

SALPICADURA DEL DESINTERÉS

Fotografía propiedad de Marina Centeno




Creo en la mentira como la evasiva
que llega a reclutar ciertos defectos
para hacer de cuenta que el camino
solo tiene atropellos a lo largo
con espacios que dejan relegados
los momentos de cuervos y añoranzas
sembrando incertidumbre ante la cúspide
por lo tanto declaro los pretextos
como un animal que se delata
entre hierbas de olores clandestinos
quedando a debernos convulsiones
salpicaduras en el organismo
para volvernos frágiles neuronas
y soportar el tedio con mesura
deshidratados en el desconcierto
por no saber huir de la abundancia

Marina Centeno

DÉCIMA




Para agregarte a mi vida
hice a un lado del camino
lo que me puso el destino
como ropa a la medida
Sin embargo concedida
la ilusión por vez primera
la devoré por entera
sin pensar que en el futuro
no existe nada seguro
aunque se toque madera


Marina Centeno


sábado, 20 de agosto de 2016

CUANDO CAE LA LLUVIA EN EL ASFALTO




Ahora tengo el disfraz hasta lo hondo
para mostrar mi sombra tantas veces
y no ser la carnaza de mí misma
cuando pongo certeza al diccionario

Es difícil correr cuando la lluvia
va punzando las manos y los ojos
con su arma de agua que sostiene
un manojo de culpas por los labios

Tengo la sal ardiendo en las paredes
el pleonasmo de las manecillas
atesorando al tiempo y su vacío

Cuando estén las heladas en el vértigo
caerá la llovizna sobre el cuadro
para alargar la letra y la esperanza

Marina Centeno

Poema para Julián Gómez Brea




Cuando el camino se cierra
y los cerrojos impiden
avanzar a trote-mundo
tenemos la alternativa
de trazarnos el paisaje
y divisar la salida
sobre la página en blanco
con sus bordes hechos trizas
para entender que lo nuestro
es vivir la fantasía


Marina Centeno

viernes, 19 de agosto de 2016

RESIDUOS





Luego del tiempo dividido
salimos del asombro muchas veces
para poner murallas al camino
que nos impidan y nos intimiden
no así el perfume de las flores
se extendía a lo largo del corredor
impregnando las paredes del encierro
hasta volvernos suaves y estratégicos
entonces volvimos a las rosas
a despetalar las horas en el día
y se fueron de golpe las promesas
saliendo a buscar al enemigo

Marina Centeno

Instantes




Cada imagen se pierde en la mirada
sacude la membrana del silencio
y deja en el rincón de la retina
un gajo de memoria extravagante
dejándose habitar por un segundo
por puertas que se abren al abismo


Marina Centeno

jueves, 18 de agosto de 2016

RESIDUOS





Existe aspiración en la derrota
y llama en la ceniza del pasado
no tengo por costumbre la desidia
envuelta en los caprichos del camino
en cambio voy marcando cada fecha
cuando la desazón toma las riendas
señal que debo atarle al calendario
la pausa como punto de partida



Marina Centeno

RESIDUOS




Existen rincones que aún conservan
la tenue invitación de tu fragancia

Me quedo en la penumbra de los huecos
queriendo respirar lo que me queda
de todos los momentos divididos
teniendo como objeto del asombro
el suave trampolín de tus caderas
mecidas por el vértigo en mis manos
que ahora se estremecen por la artritis
de huesos que absorben el vacío
y labios que aspiran el pasado

Marina Centeno

El Poeta español, Julián Gómez Brea me obsequia un poema



Llanuras de piel
Tersa tibia y clara
Ventanas que brillan
Y Labios que abrasan

Tus hombros desnudos
Encienden la magia
Tu rostro encendido
Invita a la calma

Belleza salvaje
Melena enredada
Me gusta mirarte
Y saberte sabia


Fdo Julián Gómez Brea, 17/8/16

Versos Indocentes

El escritor español, Manuel Mejía Sánchez-cambronero me obsequia esta Décima




No se borra la hermosura
así como de un plumazo,
¡¡quien tiene es un "regalazo",
toda la vida le dura!
Si a ésta se le une frescura
de la de temprana rosa,
se va haciendo más preciosa
a lo largo de su vida,
pues todo aumente en medida,
¡ te ensimisma cuando posa !

¡ESTO A MARINA LE PASA,
QUE CON SU FUEGO TE ABRASA...!


Manuel Mejía Sánchez-cambronero

sábado, 13 de agosto de 2016

EL HOMBRE DEL FONDO





El hombre del fondo
agrede a las personas
se ensaña con sus víctimas
y produce escalofrío cuando habla
veo su semblante intimidatorio
presiento que finge no verme
cuando paso cerca de su ventana
porque sabe que puedo
convertir su abrojo en un poema


Marina Centeno

viernes, 12 de agosto de 2016

INDECISIONES




Yo creía que quería ser poeta,
pero en el fondo quería ser poema.
Jaime Gil de Biedma



Yo creía que quería ser poeta
al escanear tumores en el exterminio
con muecas carnestolendas
para formar lista con los depravados
depositando lodo en el aljibe
para ensuciar el agua
y sólo acierto a permanecer intacta
pisoteada en la urbanidad
agredida por indecisión de puntos

Yo sólo quería apaciguar el hambre
menospreciar el ritmo en los renglones
viscosa en sinalefa
con el rugido del yambo entre la pubis
en orgasmo múltiple de verso blanco
infecta en píe quebrado
y sin saberlo terminé en la huida
alternando con estas paredes
que devuelven el flujo de mi sombra
porque en el fondo quería ser poema

Marina Centeno

VITRALES DE LA NATURALEZA




La noche se avergüenza de las sombras
y huye con su espina semi-oscura
para darle lugar a la grandeza
de los rayos del sol en el quebranto
cuando todo deshace los acordes
de las horas que llegan siempre ávidas

Tengo un lugar de ausencia que naufraga
entre escollos y hiedras de verano
humeando la neblina del sentido
como un paso de polvo en el silencio
que restriega lo oscuro entre mis ojos


Marina Centeno

jueves, 11 de agosto de 2016

Julián Gómez Brea me dedica un poema

Fotografía propiedad de Marina Centeno





Estimada poetisa
Gemela de lengua hermana
Me perdería en ti
En tierras americanas
Por marinas de centeno
Con espigas de oleadas
Navegaría tu cuerpo
Navegaría tu alma

Julián Gómez Brea*


*Julián Gómez Brea

Abogado en ilustre colegio de abogados en Madrid, España.
Estudio filosofía en la Universidad de Oviedo, España.
Estudio Dirección estratégica de empresas en París.
Estudio Derecho en la Universidad de Alcalá de H. España.
Vive en Madrid, España.

miércoles, 10 de agosto de 2016

VIAJERO




Algo llega hasta mí como un presagio
como una premonición de la desdicha
siembra ruidos por todos los rincones
y se deja escapar por las ventanas

Algo llega con signos de descaro
se coloca a sí mismo en cada cripta
al dejarse morir tras de mi sombra
convertido en reflejo de la luna

Algo tiene de nuevo el paisaje
cuando tengo la carga en la osadía
de voltear al revés todas las flores
y sembrar a la tierra las espinas

Algo queda en las grietas que no alcanza
a romper el enigma en las paredes
porque dejo rodar sobre mi cuerpo
sus diez dedos y el signo de sus manos


Marina Centeno

martes, 9 de agosto de 2016

FOTO-POEMA


FOTO-POEMA


FOTO-POEMA


lunes, 8 de agosto de 2016

TATUAJE




Tus poros se dilatan de emergencia
con la solemnidad con que la tinta
se queda en la ruptura de la letra
haciendo del mensaje un laberinto
de vértigo y polvo de ceniza


Marina Centeno

sábado, 6 de agosto de 2016

INTROSPECCIÓN

Imagen propiedad de Marina Centeno





Interna soledad la que me agota
entre neuronas y flujos de intemperie
que resuelve el cataclismo de mi pecho
por donde deposito las palabras

Una costra en el burdo calendario
donde marco las fechas en el círculo
para hacerme menstrual en el cuaderno
y llenarme de tinta el subconsciente

Una soledad que avanza como pájaro
persuasiva y tenaz dentro del humo
que de pronto enternece los candiles
con sus aires de musa profiláctica


Marina Centeno

jueves, 4 de agosto de 2016

PRECIPICIO


Imagen tomada de la red




Es largo el sendero que se angosta
se torna oscuridad de carretera
sintiendo que se cae al precipicio
de sierpes y punzantes aguijones
por eso la distancia que claudica
es agua que repara los dolores
en medio de diversas cicatrices
que deja el mineral de la impotencia



Marina Centeno

miércoles, 3 de agosto de 2016

Mar adentro





El mar con su misterio inacabable
una ruta de páramo que obliga
a dejarse rotar por la marea
cruzando el ostracismo de los peces
con pasos que alarga la corriente
[...de vez en cuando tengo la certeza
de querer avanzar hacia lo hondo]





Marina Centeno