jueves, 22 de octubre de 2020

LE TEMPS QUI PASSE

 




Confusa en la oquedad de este silencio 
muriendo lentamente en el paisaje 
 le trazo algunos versos al cuaderno 
cubriendo los rincones por capricho 
 Marina Centeno 



Sostenida a los cuatro cirios del embeleso Acostada a la espera de que llegue una guirnalda de opúsculo al grueso del abandono Terminaron los días del encierro y ella sigue atada a los delirios Pegada al resquicio de la ventana remendando la vida con desequilibrio 

¡Llegaron las auroras ! -Dice El sol se trastabilla en el patio y la maceta se rompe entre la zanja que han hecho las hormigas Acabarán con todo dulcemente Se derramará la tierra sobre el suelo y tendremos terraza de amapolas cubriendo los espacios con su débil movimiento innecesario Para ese entonces estaré buscando oquedades a los presuntos que se han ido Le escribo a enero _continúa A las heladas costras que han dejado un mural abstracto en las paredes donde el moho hace muecas del último temporal Aquel donde las aguas enervaron con fuerza llenando de alimañas nuestras calles Cubriendo de humedad los precipicios ¿Se apagarán las voces? _pregunta No tengo falsedades en las manos. Omisiones -tal vez- Acertijos -dejaron de seguirme- Soy longeva del cauto Pacifista sin tiempo Sobriedad a oscuras Tristeza de rufianes Acontecer del tímido Rivalidad de pausas Pirotecnia sin título Por eso sigue la llama de la tarde Estaré triunfando en la marisma Atormentada por la arena adusta entre mis traumas de liviana de cuerpo quebradizo. 

Con ella basta ser música 

Escuchamos los sonidos que tiemblan en el espeso de la noche Ella duerme la migraña del capricho Rumiando ante los vendavales en la estrofa de algún libro Es peñasco en el hervidero mientras sueña con seres que almacena en el escondrijo de sus inmediaciones Le Temps Qui Passe -Murmura El encaje del verso le aprisiona y de nuevo se refugia entre mis costras Hace pausas de mármol en mis ganas Me quedo abrigo Me quedo asiduo Me quedo nudo Me quedo auspicio Me quedo exhausto Me quedo obstruido Me quedo acuoso Me quedo Me quedo Me quedo Me quedo 

Los pilares se inmovilizan para hacerme creer que ya está muerta

sábado, 25 de abril de 2020

ENTRE-COMILLAS

"Deterioro"
Fotografía Marina Centeno 




Todos tienen un alto por despecho
para hacer connotar "entre-comillas"
pretendiendo emanar como si nada
sin embargo hay quienes se atropellan
y van dando lugar a la "empatía"

Es curiosa la forma que unos tienen
se transforman en pésimos"granujas"
que convierte en harapo su sonrisa
les libera del páramo hasta siempre
para ser el caudal de los simpáticos
que se aferran a un modo "diferente"
cuando existe evidencia de osadía

Hay lugares y sitios para todo
Hay personas que mienten y asesinan

De este modo me quedo en el rezago
y le cedo el crepúsculo al valiente
porque tengo la puerta entre-abierta
para ver como caen las sortijas

Lo que antes amé ahora es tan sólo
un payaso de circo que no evade
los peligros en cierne de sí mismo

Marina Centeno

DESARMAMOS NUESTRA ARTILLERÍA

"Abstracciones"
Fotografía Marina Centeno


Era fácil caminar a ciegas 
presentir el precipicio de la lejanía
atardecer cuando todo parece 
que se vive la soledad a oscuras

Cuando nos conocimos 
pareciera que toda la penumbra 
al final se convertía 
en un andar de aguas curvilíneas 

Su sonrisa era impecable en el descaro
Me sorprendí dos veces
acomodándome a sus formas primitivas
aquellas que siempre te conducen
a parajes exóticos de náufragos 

Sin embargo hubo algunas ambiguas 
pensando que los improperios 
no cabían en poemas de despecho
ni siquiera en el andar de la rutina 
entonces los dos necesitamos 
atravesar paredes de holocaustos 
sinagogas de légamo y obtusas
para hacer de cuenta que el bullicio
envolvía el quehacer de nuestra herida

Fue así cuando llegó el tapete
y cada cual se limitó a su viaje 
torrenciales que siempre concluían 
en fronteras de agua y de desdicha

Vacilamos un poco al protegernos:
Él con el sincope acuario entre otras naves
Yo merodeando la soga del suicida 

Ahora estamos en lapsus de arrogantes
cavilando en la tregua del encierro
entre espacios vacíos que pretenden
ahogar de renglones la escritura 

Marina Centeno 

viernes, 24 de abril de 2020

CONFINAMIENTO

"Deterioro" 
Fotografía de Marina Centeno



Los que tenemos hambre de silencio
Atesoramos la huída del bullicio
La tempestad asidua al agujero
Los rescoldos ambiguos de la poesía
Relamiendo incesante los caminos
Hasta rayar con sangre los cuadernos
Obstruímos el paso a las noticias
Para hacernos la pátina del invernadero
Gozamos las caricias de las manecillas
Que dilatan con lenta agonía
El tic tic del reloj en el minutero
Cada segundo se nos vuelve ganas
Cada suspiro se nos desbarata
Cada recuerdo se disuelve en oda
Hasta oprimirle el cuello a la soledad

Marina Centeno

martes, 21 de abril de 2020

POEMA DEL ADIÓS




Tenía la piel curtida de silencio
y una sonrisa abierta como antes
puse empeño en transitar sus ojos
sus ojos que me llenaron de temblores
aparecían de repente como flechas
y el caos se apoderaba del entorno
Qué decir de sus manos de amapolas
cubiertas de suaves tentaciones
¡Amé tanto a sus manos!
Le escribí unos versos a sus uñas
a la forma de oprimir mis glúteos
Nunca fue tan mío como el día
en que decidí dar por concluido
eslabones de témpano y azúcar
Ya sus ojos no sellaban a los míos
sus dedos resultaban las tenazas
que dañaban mi cuerpo y escritura
y lo que antes eran juegos
pasaron a un pulsar de aburrimiento
con las torpes noticias filantrópicas
Me cansé de todas sus torpezas
de sus gustos asiduos al tinaco
la bajeza al transitar el lodo
y salir victorioso del enfado
Le solté las agujas en el verso
y se fue a volar en las metáforas
Ahora tengo pedazos de reclamo
y un aire de pétalo marchito
para continuar el llanto
Nunca le sentí tan mío como ahora
que le veo de lejos y sonrío
porque lleva un pez en la garganta
y una curva sinuosa en el cuaderno
donde escribe bitácoras de agua
Por un momento pensé que volvería
pero fue sólo un pensamiento
la tristeza se atora entre los dientes
y la uña se clava en las agujas
Sigo viva sufriendo y tarareando
entre letras y libros de quebranto
mientras él se devora los residuos
y se expande en la carpa de los raudos

Marina Centeno

miércoles, 15 de abril de 2020

Poema de Marina Centeno traducido al catalán por Pere Bessó


Poema de MARINA CENTENO traduït en català per PERE BESSÓ
.
HABITA'M

En l’espai on la membrana
Fa seues les hores del coit
Per a saber que tinc les teues aurores
Turmentades entre els confins
D’aquest tancament que cau per sorpresa
En les nostres tèbies aigües crepimars
És un guany saber-te primitiu
I crepitar les teues veles i esculls
Compungit en les pauses que travesses
Entre ostres i algues totes nues
En saber que naufragues submarí
I que bats oceans i tempestes
Amb la proa a la cerca de les vores
En el fons de l’aigua que estremeix
La inquietant quietud que es desborda
Com famolenca balena al penya-segat
…I llisque la teua mà entre la meua mà
Assaborint robes d’assassí
Quan creues les teles que s’ofeguen
En els llavis crepuscle d’ones
Enervada corrent de nostàlgia
Virolla de suau au marina
Desdibuixa en les meues cuixes travessia
Una línia d’aigua que es vessa
Quan tinc l’orgasme i l’esclat
I en la carena es mouen els meus dits
I es corben els versos a la meua esquena
En aquest imaginari que amotina
Els rompents de rostres i l’oblit
.
.
HABÍTAME

En el espacio donde la membrana
Hace suyas las horas del coito
Para saber que tengo tus auroras
Atormentadas entre los confines
De este encierro que cae por sorpresa
En nuestras tibias aguas crepimares
Es ganancia saberte primitivo
Y crepitar tus velas y arrecifes
Compungido en las pausas que atraviesas
Entre ostiones y algas al desnudo
Al saber que naufragas submarino
Y que bates océanos y tormentas
Con la proa buscando las orillas
En el fondo del agua que estremece
La inquietante quietud que se desborda
Como hambrienta ballena en precipicio
…y deslizo tu mano entre mi mano
Saboreando ropajes de asesino
Cuando cruzas las telas que se ahogan
En los labios crepúsculo de olas
Enervada corriente de nostalgia
Arandela de suave ave marina
Desdibuja en mis muslos travesía
Una línea de agua que se vierte
Cuando tengo el orgasmo y estallido
Y se mueven mis dedos en la quilla
Y se encorvan los versos en mi espalda
En este imaginario que amotina
Las rompientes de rostros y el olvido

Marina Centeno

sábado, 28 de marzo de 2020

Boceto de la espera





En esta conjetura del olvido
buscando estoy la lírica que aumente
ni tanto sea sorna indiferente
ni tanto sea dolor incomprendido

En tanto doy razón a lo perdido
como la conclusión de que la ausencia
es sólo una razón por consecuencia
de estar entre la historia confundido

Le brindo un horizonte a la tristeza
en esta soledad que por objeto
coloca obscuridad por los rincones

y un centro de acertijos en la mesa
dejando a mi existencia por completo
viviendo de fallidas ilusiones

Marina Centeno