domingo, 22 de mayo de 2016

RESIDUOS

Imagen: marinacenteno




Una mujer y un hombre se aplastan y se adhieren
se espesan en el agua y en la carne
entrometen los dedos en el vicio
para mover al tiempo con sus redes

Una mujer y un hombre se aprietan a su cuerpo
se escucha el crujir de sabanas y huesos
cuando dejan remar las blandas conjeturas
que terminan su juicio maldiciendo

Una mujer y un hombre se buscan en el lodo
y estremecen el fango de los sueños
cuando surgen caudillos y enemigos
más allá del páramo del miedo

Una mujer y un hombre siniestran mariposas
para hacer triturar los días del invierno
mientras pisan las hojas-calendario
entre nidos y cauda de recuerdos

Marina Centeno

COSTUMBRARIO

Imagen: marinacenteno




Cuando la causa sea la desidia
volverán las noches con el rictus
de macabros hallazgos en las rosas
y quebrantos de lluvia en la ventana

Volveremos a ser los dos extraños
que se mienten a diario por impulso
con cuchillos y redes de silencio

Marina Centeno

jueves, 19 de mayo de 2016

RESIDUOS

Fotografía propiedad de Marina Centeno 



He visto como caen ilusiones
cansadas por el peso de sus alas
se quiebran como hojas cuando exhalas
y vuelan por diversas direcciones

La triste sensación de la amargura
recorre los lugares del olvido
sabiendo que de todo lo perdido
nos queda la ilusión por armadura

Al cabo que estar sola no es tan malo
(Me pongo el antifaz de indiferencia
y dejo que me arrastre la impaciencia )


Entonces a mí misma me regalo
palabras que me ofrezcan resistencia
para sobrellevar a esta ausencia
Marina Centeno

sábado, 14 de mayo de 2016

LUCHA INTERNA






Yo pongo a manifiesto la faceta
de escarnio y de metal que me fascina
cuando lúgubres llegan los fantasmas
con sus sendas cadenas de recuerdos

...entonces me apodero de mí misma
y me como por dentro el organismo
para quedar estática y vacía

A veces me refuerzo de la nada
y cumplo la promesa que me hiciste
al dejar que me cubran los reproches
con poemas de heridas y tormentas


Marina Centeno

miércoles, 11 de mayo de 2016

Súplica





Vayamos donde las pájaros impidan el camino
Donde existan obstáculos de agua
Donde el dolor sea una botella de vino encarcelado
Donde haya un lugar para los torpes
y no sea la calamidad un mal presagio

Vayamos -amor- donde las manecillas
intimiden las formas del abrupto
mientras nosotros bebemos los recuerdos
y que nos hunda el mundo hasta lo profundo
para morir de ahogo en el trayecto

¡Qué importa si el azul del cielo nos taladra!

Huyamos hacia la estación
como trombas
que se esparcen en el abismo

Acércate a mis bordes
y busca en la oscuridad mis precipicios

¡Cómo tiembla el naufragio de mis senos!
¡Cómo duele la herida de mis labios!
¡Cómo anhela tu lengua mi vacío!

No temas al dolor si estás conmigo
(Estoy hecha de páramo y granizo)


Marina Centeno

Epílogo a la muerte

Imagen tomada de la red






Ver caer las horas de la tarde
cuando el sol se escarcha en lo imposible
y la muerte incendia los caminos
para saber que estamos obstruidos
en la verdad que tiene como nombre
un sinfín de huecos y vacíos

Más allá del dolor existen las paredes
lugares donde tiritan los recuerdos
que se alimentan de la cal y del granito

Nada sabe igual después que el tiempo
mancilla con sus fauces al olvido
y nos vemos tremendamente turbios
al iniciar el periodo del crepúsculo
cuando los ojos buscan los enredos
de las sombras que se extienden sobre el muro
para derramar oscuridad sobre nosotros
-preludio de algún témpano infinito-

Ahora caen palabras por diluvio


Marina Centeno




lunes, 9 de mayo de 2016

Mujer agónica en el verso






The dead are newborn awakening.
Jim Morrison


Suena el reloj y el cuerpo se exaspera
al pronunciarse la luz por la ventana
(He visto el caos del día en la cortina)
¿He muerto ya? -pregunto a los cristales
donde se estrellan mis sueños de suicida
Alrededor el tiempo y su vacío
se embadurna por todas las paredes
mientras mi Madre me espera en el parto
para cruzar las nubes de la muerte


Marina Centeno