martes, 9 de febrero de 2016

DEPREDACIÓN

Imagen: marinacenteno 




Qué miedo tengo hacia las simples cosas
como si fuera un sol en la montaña
que se embadurna de verde con la hazaña
de brindarle esperanzas a las rosas

Cosas sencillas que tienen de objetivo
el enmendar el odio y el derroche
para sellar lo oscuro de la noche
con las estrellas de un modo sucesivo

Luego el portal del musgo en el oceáno
que se dispersa y bate su hermosura
para crear de un modo más humano

la inmensidad en forma de ternura
como soltar mi mano de tu mano
para enfrentar abismo y la negrura


Marina Centeno

AROMÁTICA

Imagen: marinacenteno 




Entré á su cuarto; y enturbió mi mente
un aroma de rosas penetrante.
Rafael Arevalo Martínez.



Ella lanzó su cuerpo al infinito
y me dejó flotando por su cuarto
un aroma de abismos y de sombras
que se desplazan ávidas y fúnebres
para impedir que el tiempo en su amenaza
deteriore el marco del recuerdo
con su escozor de hambre por la pátina


Marina Centeno

INCONSISTENCIA

Imagen: marinacenteno 





Ahora el mineral de la conciencia
ha dejado de ser en mí un estorbo
por eso cuando el aire bebo a sorbos
no pongo situación en resistencia

En cambio cuando tengo la insistencia
de espasmos y deleites en el morbo
al meollo del asunto yo le absorbo
la turbia intensidad de la experiencia

Quién puede a un deleite resistirse
pasar por el remiendo sin herirse
o ser de la sustancia la placenta

En esta soledad que se incrementa
de lúcidos vacíos y en violentas
palabras que terminan por fundirse


Marina Centeno

IMPERFECCIONES

Imagen: marinacenteno 



Tengo pasión al mundo y al hastío
el rumor de la sangre cuando corre
el orgasmo del cuerpo que atiborre
a mis versos en lúgubres vacíos

Si me acerco un poco a la ventana
a mirar desde un lado primitivo
el espanto de todo lo que escribo
cuando muerdo lo amargo en la manzana

Saboreo del sol en la penumbra
desde un sitio que a todo se acostumbra
porque tengo el afán de pesadilla

No le pongo disfraz ni mascarilla
a palabras que punzan como astilla
cuando tengo el poema que vislumbra


Marina Centeno

POR SUERTE TENGO LABOR DE ESPEJISMO


Imagen: marinacenteno 



Abro caminos sobre las veredas
que surgen cuando el sol al cenit
se revuelca sobre su inocencia



Marina Centeno

lunes, 8 de febrero de 2016

DESLUMBRA-MIENTO






Deslumbrarme es fácil si la noche
tiene un toque de humor hacia la muerte
que ronda la caverna de la página
y se vuelve vigilia del cuaderno

Y digo deslumbrarme porque ha sido
un derroche de tiempo inacabable
entre trastos de miedo y de guarismo
con asiduos cuchillos que empalagan

Porque tengo la astilla como escudo
para hacerme preguntas de misterio
sin que nadie responda a la memoria

más que el tiempo en su farsa primitiva
que rebuzna los hechos al fortuito
en la límpida ruta de la lluvia


Marina Centeno

NICHO DE ÓRBITAS





Se me quedó el umbral en el vacío
desde el punto que inicia la salmuera
la manera que tiene de obstruirse
de la espuma crucial de la agonía

Esta torpe cadencia de la fiebre
que se indulta del campo en la marisma
manifiesta lo torpe del cascajo
que remienda lo dulce en la placenta

Luego cae lo turbio en el desgano
de las uñas que rompen la columna
una triste paloma en decadencia

Mientras corren del barco los fragmentos
reverbera el tiempo en la sinopsis
desde el nicho de órbitas de arena


Marina Centeno