sábado, 20 de enero de 2018

Boceto de la espera




Se reseca el jardín y el viento hiere
los retoños caen hacia el suelo
sobre la soledad diagnosticada
como muestra de que la primavera
es proceso que acaba con la muerte
cuando estamos sumisos saboreando
cada cual el café con su silencio
desprovistos de ojos y miradas


Marina Centeno

Boceto de la espera




El esparcimiento sobre la intemperie
que acompaña el ritmo de la casa
para hacerme diversa por la vida
y poder concurrir ante el preludio

[Debo cavar mil veces -me dijiste-
para hallar el señuelo de tu cuerpo
flotando entre el hueco de mis manos
a merced del invierno y del olvido]

Atolondra el compás de tu letargo
cuando caen las horas por los bordes
mientras se oxida el mundo en la ventana

De repente se parten las agujas
cuando estoy en la forma compulsiva
y me vuelvo niebla y horizonte

Marina Centeno

jueves, 18 de enero de 2018

Boceto de la espera traducido al italiano por Gloria Vayone



Le unghie della morte mi fanno male
Si attaccano nel centro del mio corpo
è strappa agli organi che espellono
fluidi di reclamo e di silenzio

Coperta de calma in ogni pausa
Sembra che le ore passino l'una sull'altra
La morbida sensazione della pelle
Che avvolge il poema con le spine

Traduzione di Gloria Vayone



Las uñas de la muerte me lastiman
se clavan en el centro de mi cuerpo
y rasgan a los órganos que expulsan
fluidos de reclamo y de silencio

Cubierta de quietud en cada pausa
parece que las horas atropellan
la suave sensación de la membrana
que envuelve con espinas al poema

Marina Centeno

martes, 16 de enero de 2018

Boceto de la espera





La sensación de idilio me estremece
el concepto de oruga me ilusiona
mientras dejo que el tiempo se acumule
en las grietas que adornan el espejo
cuando miro mi rostro con arrugas
y los labios de iras y contrastes
musitando algún verso compasivo
porque soy capaz de ser la misma
que resuelve renglones con palabras

Marina Centeno

Boceto de la espera




Las uñas de la muerte me lastiman
se clavan en el centro de mi cuerpo
y rasgan a los órganos que expulsan
fluidos de reclamo y de silencio

Cubierta de quietud en cada pausa
parece que las horas atropellan
la suave sensación de la membrana
que envuelve con espinas al poema

Marina Centeno

Boceto de la espera




Nada más solemne para el acto
que el persuasivo roce de tu pene
hacia la gruta lánguida y oscura
que de impaciencia ruge y se dilata
mientras el cuerpo aprieta las astillas
para girar al mundo desde adentro
de manera que el tiempo se derrama
buscando la salida entre los glúteos
con rotación y el ansia adolorida
...de todo este temblor hasta el hastío
las manecillas suturan la distancia
para arrancar de un tajo los fragmentos
de tu falo que arde en las palabras

Marina Centeno

Boceto de la espera




Esta noche de gotas y campanas
me divierte el gotear en la cornisa
que levanta una tregua en la natura
de momentos de paz dentro del caos
que produce el sonido de la lluvia
y la burda manera en que resbala

Marina Centeno

viernes, 12 de enero de 2018

Boceto de la espera




Entré á su cuarto; y enturbió mi mente
un aroma de rosas penetrante.
Rafael Arevalo Martínez.



Ella lanzó su cuerpo al infinito
y me dejó flotando por su cuarto
un aroma de abismos y de sombras
que se desplazan ávidas y fúnebres
para impedir que el tiempo en su amenaza
deteriore el marco del recuerdo
con su escozor de hambre por la pátina


Marina Centeno

jueves, 11 de enero de 2018

Poema de MARINA CENTENO traduït en català per PERE BESSÓ




A PROP DEL RECORD HI HA LA NOSTÀLGIA
.
Des de la distància veig el miratge
de figures tènues que s’esvaneixen
quan al migdia porten les gavines
un olor a desil·lusió i estany

A prop dels nusos sorgeix el maresme
quan s’acosten els nuvolots
que manté el fang al costat dels reflexos

A prop del record hi ha la nostàlgia
amb la seua intransigència i el seu desvari
entre les esllavissades de l’horabaixa
.
.
CERCA DEL RECUERDO EXISTE LA NOSTALGIA
.
Desde la distancia veo el espejismo
de figuras tenues que se desvanecen
cuando al mediodía traen las gaviotas
un olor a estanque y a desilusión

Cerca de los nudos surge la marisma
cuando se aproximan densos nubarrones
que mantiene al lodo junto a los reflejos

Cerca del recuerdo existe la nostalgia
con su intransigencia y su desvarío
entre los deslaves del atardecer


Marina Centeno

miércoles, 10 de enero de 2018

Boceto de la espera




En esta esquizofrenia que transita
los bosques persuasivos de la luz
que timan mi experiencia de cautiva
que tiene por costumbre envejecer
buscando el desvarío de la tarde
y el tiempo que alardea los recuerdos
con sus gotas de azufre y medicina
[No tengo por afín las convicciones
de gente que pasea los confines
del ardid y la farandulería]

Marina Centeno

Boceto de la espera


A pesar que prosigo en el poema
aún mantiene mi sed la incertidumbre
de las flores cubriendo el escampado
porque existe espejismo en los renglones
y un cuchillo que mata los minutos
cuando tiembla el azul-oscuridad
en un mundo que se abre al infinito
entre lenguas de fuego que palpitan
más adentro del lodo del estómago
más allá del candor de la escritura

Marina Centeno

Boceto de la espera




Tocas la punta de mis cicatrices
atraviesas el mármol de mis ganas
y te internas como una enfermedad
por la ruta de los remordimientos
...otras veces ahuyento tu recuerdo
y divago en la lumbre del cinismo
para hacerme pedazos siendo nada
para hacerme total estando añico


Marina Centeno

martes, 9 de enero de 2018

Poema de MARINA CENTENO traduït en català per PERE BESSÓ




ESBÓS DE L’ESPERA
.
Ara és l’hora de veure amb les hormones
de seure a la porta del declivi
a contemplar el món des de dins
per a sentir que el temps ens concerneix
amb l’espera en l’àpex de la llengua
per tal d’escriure poemes d’infinit
mentre la pell pacientment cau
i el raïm amb la fruita es trenca
.
.
BOCETO DE LA ESPERA
.
Ahora es tiempo de ver con las hormonas
de sentarse a la puerta del declive
a contemplar el mundo desde adentro
para sentir que el tiempo nos concierne
con la espera en la punta de la lengua
para escribir poemas de infinito
mientras la piel se cae con paciencia
y se quiebra el racimo con la fruta

Marina Centeno

lunes, 8 de enero de 2018

Boceto de la espera



Tú quieres omitir ciertos finales
donde pactan la ausencia y la deriva
una alianza de vueltas de palabras
para hacerme girar entre la espuma

de silencios y pausas temblorosas
que terminan en gruesas fantasías
-sicodélicas musas de la incierto
sabihondas del fardo y de lo oscuro-

Yo no tengo razón para el declive
como el agua que corre al precipicio
y se deja caer con mansedumbre

sin embargo me apuro hacia la huida
para ver si el montículo del tiempo
se declara invasor de la desdicha

Marina Centeno

Boceto de la espera




Todo él aconteció en mi hondura
apareció de pronto en el resquicio
por esta soledad laboratorio
para hacerme el conejo de su vida
y abrir de par en par toda la historia

Marina Centeno

Boceto de la espera




La pena de la tarde estremece a mi pena.
Se ha llenado el jardín de ternura monótona.
Federico García Lorca


La pena de la tarde estremece a mi pena
con singular caricia sobre las piedras mansas
haciendo del ocaso una tristeza de agua
que llega a cuenta gota con la melancolía

El gotear de la lluvia con su infinita hondura
estremece a las grietas de los techos y jaulas
se desplaza volátil por rincones y afuera
se ha llenado el jardín de ternura monótona

Marina Centeno

Boceto de la espera




Por cada soledad surge una sombra
un hueco donde el tiempo se permite
llenar con languidez y pesadumbre
momentos que se crispan con el frío
y tiemblan los contornos del cuaderno
se llenan los renglones de intemperie
sin nada qué escribir más que uno mismo
en medio de este páramo de suerte

Marina Centeno

sábado, 6 de enero de 2018

Boceto de la espera




Me gusta verte desnuda por la casa
recitando poemas de Vallejo
simulando la voz y el desparpajo
mientras bebo la noche y su negrura
de las cuatro con quince que discurre
entre espasmos de llanto y de sonrisas
de dos cuerpos que saben suficiente
del secreto y de la melancolía

Marina Centeno

Boceto de la espera




Ahora es tiempo de ver con las hormonas
de sentarse a la puerta del declive
a contemplar el mundo desde adentro
para sentir que el tiempo nos concierne
con la espera en la punta de la lengua
para escribir poemas de infinito
mientras la piel se cae con paciencia
y se quiebra el racimo con la fruta

Marina Centeno

Boceto de la espera




Yo no uso la lógica en mi cuerpo
para hacerme la frágil de la historia
y re-comenzar a ciegas el capítulo
cuando bebo la forma de tu pene
y le nombro caricias a tus poros
mientras quedas lánguido y absorto
con los ojos cerrados a mi sombra

...luego el mundo puede detenerse
y morir los dos en los relojes

Marina Centeno

jueves, 4 de enero de 2018

Cerca del recuerdo está la nostalgia

Imagen: marinacentenofotografía
"Hilos y enredos"




Desde la distancia veo el espejismo
de figuras tenues que se desvanecen
cuando al mediodía traen las gaviotas
un olor a estanque y a desilusión

Cerca de los nudos surge la marisma
cuando se aproximan densos nubarrones
que mantiene el lodo junto a los reflejos

Cerca del recuerdo está la nostalgia
con su intransigencia y su desvarío
entre los deslaves del atardecer



Marina Centeno

Boceto de la espera




Esos cuerpos que se necesitan
que se alimentan de los atropellos
entre heridas y paisajes tristes
que supuran cuando están ausentes
porque temen a los precipicios
que se forman sobre la distancia
y se convierten en los enemigos
del crepúsculo y las tardes áridas

...esos cuerpos que aún palpitan
entre racimos de ansiedad gastada
cuando tiemblan las laceraciones
del olvido sobre de las páginas

Marina Centeno

Boceto de la espera




Luego de dos días de intemperie
se sentó a la orilla de mi orilla
al borde de mi celo y de mi espuma
para hacerme fugaz y transitoria
deshecha de presagios y neuronas


Marina Centeno

Boceto de la espera






Un día en el estanque de lo monótono
rozando el muslo de la melancolía
cada que la tarde llueve de tristeza
y la sed palpita en cada pájaro que cruza

No sabemos medir la palabra ausencia
y aún así trotamos sin sentido
avanzamos abrumados por la huida
sabedores del vacío y de la ligereza

cuando la libertad sólo significa
abrir la carne y dejarse llevar por la marea

Marina Centeno

Boceto de la espera




Las sombras siempre buscan su refugio
cubriendo al organismo insatisfecho
de pozos con su lúgubre aguadija
por eso las persianas del espacio
mantienen su hermetismo entre las horas
cayendo como fardos hasta el fondo
sin nada que ocultar más que el capricho
en medio de tormentas de ansiedad

Marina Centeno